San Martín y Huejotzingo donde más menores han sido abandonados




  • Abandonan un menor cada semana en Puebla, algunos son migrantes
  • La última caravana de migrantes dejó a 72 pequeños, de los cuales 60 lograron ser reintegrados a sus familias

El Sol de Puebla/ En Puebla se registra al menos un caso de abandono de menor a la semana, siendo los municipios de San Martín y Huejotzingo donde se da la mayor incidencia sobre este fenómeno, localidades donde también se ha recogido a niños centroamericanos al ser una zona que forma parte de la ruta migrante, así lo dio a conocer el director general del Sistema Estatal DIF, Arturo Hernández Davy.

El titular aseguró que la dependencia tiene a 426 albergados, de los cuales 200 tienen entre cero y 9 años de edad, mientras que el resto de ellos son jóvenes.

A la par de esta situación, Hernández Davy destacó que se atienden a 12 niños migrantes, resultado de la última caravana que atravesó por nuestro estado.




Aunque en total 72 migrantes menores de edad fueron recibidos en Puebla a petición del Instituto Nacional de Migración (INM), 60 de ellos lograron ser reintegrados a sus familias, la mayoría originarios de países como Nicaragua, Guatemala, Honduras y El Salvador.

El titular de la dependencia precisó que, de los 12 niños migrantes que aún se encuentran bajo la custodia del DIF, ha sido difícil dar con sus familiares, debido a que muchos de ellos mienten respecto a su lugar de origen con tal de no regresar a su país, incluso muchos de ellos aseguran no tener quien los reciba en su país.

FALTA CULTURA DE ADOPCIÓN

Referente al tema de la adopción, indicó que la mayoría de los padres buscan a bebés, lo que disminuye las posibilidades de los niños más grandes de poder encontrar una familia a la cual integrarse.




“Tenemos muy pocos menores con su situación resuelta para ser dados en adopción, pero todos quieren adoptar bebés, tenemos cerca de 300 solicitudes para adoptar, pero solo tenemos cuatro bebés para dar en adopción”.

EL funcionario precisó que antes de tomar la custodia provisional de los menores para posteriormente darlos en adopción, la dependencia tiene la obligación de trabajar con las familias para reintegrarlas y evitar que se rompa el tejido social.

“El artículo 24 del reglamento del sistema estatal nos habla de que es una de las facultades del DIF es reintegrar a los menores y a las familias; por eso es que buscamos y encontramos a las familias, hacemos trabajo y labor social para que entran a terapias”, destacó.

Comparte Nuestra Información

Deja un comentario