#DelReporteroSinNombre No es texmeluquense, pero si hace daño a Texmelucan

 

 

Por Pedro Alonso

Ya se cumplieron más de 10 meses desde que el ayuntamiento de Norma Layón, tomó protesta y aunque el actuar de la presidenta ha dejado mucho que desear, el que ha tenido un papel especial es el particular, un tal Manu, ya se verá si es villano o traidor, el director, mejor conocido como el Chuchin 2.0 hizo una más de las suyas, desde hace algunas semanas con el cambio del director de tránsito municipal, al se le debe que haya aumentado la extorsion a los automovilistas.

El incondicional Manu, no se cansó de hablar pestes de Diógenes Katt, todo con el fin de romper la poca relación entre el entonces comisario y la presidenta, su objetivo era el cargo de la comisaría, pues el diezmo, o el famoso moche, serían para el respectivo Chuchin 2.0.




No sabemos si Layón está o no enterada de esto, pero si la ven, coméntenle que el mayor enemigo lo tiene en casa.

Afortunadamente, algo paso, y no quedó el recomendado del Chuchín 2.0 en la Comisaria, pues el foco se le prendió o alguien le recomendó que se acercara a la 25 zona militar a solicitar una propuesta, para que supliera al Comisario Diógenes Katt. Por eso, semanas atrás en un twitter revelábamos que a principios de Agosto llegaría un nuevo funcionario.

Pero el pasado viernes, se reventó el hilo de la relación entre Norma Layón y Diógenes Katt, y fue precisamente cuando el funcionario municipal decidió dar las gracias, antes del tiempo pactado. Por eso la premura de Norma Layón para citar a un cabildo extraordinario, el cual no cumplía con los tiempos señalados en la Ley Orgánica Municipal.

Lo que vino después, fue lo que molesto al Chuchin, el nombramiento de Trejo, por lo que quedó fuera del juego de recibir más dinero, ya no de tránsito municipal, sino de la policía; aunque seguramente no dejará las cosas así.

Por eso ha trascendido, que ahora quiere poner al nuevo director de comunicación social, por lo que, parece ser que este personaje está obsesionado con revivir muertos del periodo de Rafael Núñez, pues el negocio está en los convenios.

Así las cosas, un funcionario municipal que lejos de ayudar perjudica, que en lugar de hacer su trabajo al frente de la dirección del Bienestar, se la pasa como vicepresidente de San Martín Texmelucan, haciendo daño a los texmeluquense.




Lamentablemente, es así, gente sin preparación, que sólo ve intereses personales, pero sobre todo económicos, ponen en jaque al municipio y los ciudadanos vivimos las extorsiones de los elementos de tránsito municipal, de la inseguridad, y otras cosas, porque la presidenta escucha al tal Manu.

Sin ser texmeluquense, come, bebe y pasea con los recursos municipales, dinero del pueblo de San Martín Texmelucan, lamentablemente este es el gobierno que nos da Morena.

Comparte Nuestra Información

Deja un comentario