Urgente colocar en agenda federal el desarrollo e impacto ambiental: analistas

· El Plan Nacional de Desarrollo (PND) se publicará el 30 de abril, y lo que podemos observar es que el proyecto sobre PEMEX y CFE vienen con una mirada de los años 70: Inder Rivera.

· Para la creación del Tren Maya es importante repensar el manejo del uso de suelo y el modelo de industria turística de nuestro país: investigadora COLMEX.






El Instituto de Investigaciones en Medio Ambiente (IIMA) Xabier Gorostiaga SJ., de la Universidad Iberoamericana Puebla de la mano de alumnos de la Licenciatura en Ciencias Ambientales y Desarrollo Sustentable organizaron la mesa de análisis Hacia dónde va la Cuarta Transformación: desarrollo e impacto ambiental.

En este encuentro participaron la titular del IIMA, la Dra. María Eugenia Ibarrarán Viniegra; la consultora y analista en políticas ambientales Mtra. Andrea Vizberg; el Mtro. Inder Rivera, Gerente de Energía Limpia en WRI México y, la Dra. Landy Sánchez, profesora investigadora del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales del Colegio de México (CEDUA-COLMEX).

La dinámica de esta mesa de análisis consistió en un diálogo entre los participantes, quienes respondieron preguntas específicas y generales relacionadas con el tema del desarrollo e impacto ambiental en la agenda federal del actual gobierno.

Andrea Vizberg señaló que en el sector medio ambiente existe muy poca información sobre la cancelación del nuevo aeropuerto, originalmente, en Texcoco. “Con la construcción del 30% del aeropuerto se ha perdido la posibilidad de captación de agua y filtración, así como la capacidad de control de inundaciones para que no se inunde Chalco, Tláhuac, entre otros”.




A lo anterior, la Consultora y analista en políticas ambientales destacó que hay una pequeña ventaja ante este escenario, y esta es que no se desplazaron los cuerpos de agua existentes en la zona, y es que no había un plan establecido y claro. Por ello, enfatizó que la decisión de cancelar la construcción del nuevo aeropuerto fue buena en el sentido ambiental.

“De haberse continuado hubiera expuesto a 10 millones de mexicanos a grandes inundaciones o bien, a fuertes periodos de sequía. No obstante, la manera en que se dio la cancelación da mala señal a los inversionistas, gobernar por referéndum genera inestabilidad, cuando se tenían los elementos claros del por qué se debía cancelar el proyecto”, puntualizó Andrea Vizberg.

En materia de movilidad, la Mtra. Andrea Vizberg comentó que este proyecto podría haber generado que las personas tuvieran que ser desplazadas a zonas con poco desarrollo, pues no había una estrategia de planeación lo que hubiera ocasionado un movimiento caótico.




“No se consideró o presentó un proyecto de transporte público y lo que se hiciera hubiera privilegiado el coche y eso implicaría ampliación de vías, segundos pisos y todo lo que atenta contra la sustentabilidad de la región” finalizó la Consultora y analista en políticas ambientales.

Por su parte, el Mtro. Inder Rivera comentó que es difícil hablar de eficiencia o viabilidad, sobre todo a largo plazo, de la propuesta energética del nuevo gobierno, pues hasta ahora lo presentado solo nos deja ver una parte del rompecabezas.

“La estructura del Plan Nacional de Desarrollo (PND) cuenta con seis capítulos y tres de ellos están enfocados al desarrollo sustentable, pero sigue apostando por las refinerías, por carbón, etc. Los conceptos de bajar las tarifas de luz suenan bien, pero eso no traerá repercusiones secundarias a los mexicanos” señaló el Gerente de Energía Limpia en WRI México.

Otro rompecabezas es el tema de autosuficiencia, ya que esto es difuso porque no se puede asegurar si en materia energética se puede ser realmente eficientes en la distribución, almacenamiento, entre otros. En esta propuesta debe considerarse como fundamental el tema social y cuidar temas como el desabasto y el huachicol.




“EL IMCO publicó hace un par de semanas que la posibilidad de éxito de la nueva refinería es del 2%. En el Golfo de México hay 56 refinerías, lo cual habla de que no existe un valor agregado, la existentes tienen una capacidad de producción del 90%, lo que difiere mucho con las de PEMEX que apenas trabajan al 50% de su capacidad” enfatizó el Mtro. Inder Rivera.

Finalmente, la Dra. Landy Sánchez expresó que, en lo relacionado al crecimiento económico generado por el Tren Maya, y la solvencia de costos ecológicos de las regiones, apuntó que este proyecto es una vía que busca crear 15 estaciones para distribuir el turismo en la zona sureste del país y generar mayor empleo en la región, dejando de lado otros aspectos importantes.

“Lo más rescatable es que se está mirando al sur, algo que hacía falta, se plantea como un proyecto que busca mejorar las condiciones de vida y cerrar las brechas de desigualdad, lo cual puede ser bueno. Además de que busca generar empleo y articularse con la cultura de la zona y con ello generar un mayor alcance para toda la región”, comentó la investigadora del CEDUA-COLMEX.

Igualmente señaló que, aunque no se tenga mayor información alusiva a este megaproyecto, hay puntos que se deben considerar y revisar como son: impactos económicos y ambientales a corto y largo plazo. “Lo que debemos demandar es que el plan contenga acciones secundarias, es decir, cuántos y en qué tiempo se recuperaran los árboles talados en determinada región”.

Un segundo aspecto es revisar es cuánto se gana o pierde en cada decisión tomada, es decir, cómo se distribuyen las ganancias, “lo que se alcanza a ver es que las ganancias de capital son muy altas, pero éstas son para las grandes empresas, pero ellos no reinvierten dinero en la zona para la recuperación del capital natural que se impacta con este tren”.

En este sentido, la académica investigadora del CEDUA-COLMEX enfatizó en que como sociedad debemos conocer cuáles son los esquemas de retornos de capital económico y ambiental, solo de esta manera se buscará generar una inversión de largo plazo y la manera en que se plantea recuperar la cuota ambiental.




“Debemos conocer también el riesgo que tiene para esa región el proceso de urbanización, esto implica medir cuánto espacio de playa se absorbe, cuánto de mar, cuál es el proceso de incremento de marea anual. Esto implica riesgos para turistas y hoteles pues el crecimiento puede generar inundaciones y eso lo observamos con las cantidades anuales de arena que importa Cancún para recuperar sus playas”, culminó.

Comparte Nuestra Información

Deja un comentario