En febrero se destacó Huejotzingo lesiones y narcomenudeo entre otros delitos

Datos proporcionados por Semáforo Delictivo. El robo a casa y robo a negocio también aumentaron en febrero respecto al mismo mes de 2019, mientras que homicidio, violación y robo a vehículo disminuyeron






Diario Cambio
Los delitos que más se cometieron en el municipio de Huejotzingo, gobernado por la alcaldesa morenista Angélica Alvarado Juárez, en el mes de febrero fueron lesiones, narcomenudeo, robo a casa y robo a negocio, mientras que feminicidio, secuestro, extorsión y violencia familiar se mantuvieron sin variación en comparación con el mismo mes de 2018, en tanto que homicidio, violación y robo a vehículo disminuyeron, de acuerdo con datos proporcionados por Semáforo Delictivo.

El delito de lesiones aumentó mil 600 por ciento, dado que en febrero de 2018 no hubo casos y este año fueron 16; narcomenudeo aumentó 200 por ciento, con dos casos este año y ninguno en febrero de 2018; robo a casa presentó en febrero de este año cuatro casos y en 2018, dos, aumento del 100 por ciento. Por último, robo a negocio aumentó 50 por ciento, dos casos en 2018 y tres en 2019.

Los feminicidios, secuestros y extorsiones no tuvieron variación porcentual, pues en febrero de 2018 y 2019 no se presentaron casos, por lo que se mantienen en 0 por ciento; otro caso fue la violencia familiar, donde en febrero de 2018 y 2019 ocurrieron nueve casos, por lo que tampoco tuvo variación alguna.




Por último, el homicidio, violación y robo a vehículo disminuyeron durante febrero pasado. Homicidio presentó tres casos en 2018 y dos este año, disminuyó 33.33 por ciento; violación registró dos casos en febrero de 2018 y uno este año, disminuyó 50 por ciento, y finalmente robo a vehículo registró nueve casos en 2018 y tres durante febrero de este año, disminuyó 66.66 por ciento.

Comparte Nuestra Información
  • 76
    Shares

About Administrador

Hacemos Periodismo Móvil (Mojo) Regional, con independencia por más de 15 años en la región de Texmelucan-Huejotzingo.

Deja un comentario