Trillizas nacieron en el Hospital del IMSS, sus papás son de Teotlaltzingo

 

Romina, Samanta y Melisa son los nombres de las trillizas que nacieron la víspera, con el apoyo de médicos del Hospital del IMSS La Margarita de esta ciudad, resultado de un embarazo espontáneo, es decir, sin ningún tipo de procedimiento médico o inseminación artificial.

Juan Carlos González, padre de las trillizas, en entrevista con medios de comunicación, relató cómo fue la llegada de sus primeras hijas, y que entre risas nerviosas menciona serán las últimas, porque consideran que la familia creció rápido de un momento a otro.

Junto a su esposa Lucila Zavala, quien aún permanece internada para su recuperación, relató que ayer ingresaron al hospital para una consulta de rutina, pero cuando el médico revisó a la mujer, se dio cuenta que tenía dos centímetros de dilatación, por lo que ya no salió del hospital hasta que dio a luz a las trillizas por medio de cesárea.




“En un principio esperábamos sólo un bebé, después de que le hicieron el ultrasonido nos confirmaron que eran tres. No nos convencíamos y fuimos a otro ultrasonido y nos reiteraron que tres. Al momento no sabíamos cómo reaccionar, pero fue una sorpresa muy grata y eso nos hace muy felices. Son los primeros y yo creo que serán los últimos”, mencionó.

También confirmó que no recurrieron a ningún tipo de embarazo asistido, pero en ambas familias hay antecedentes de embarazos múltiples. Agregó que su hermano tiene gemelos, y por parte de la señora Lucila hay un tío que también tiene gemelos.

De tal manera que ahora los jóvenes papás, ambos trabajadores en una empresa farmacéutica, están muy felices por las bebés que pesaron 1.300 kilogramo y con 40 centímetros de largo, 1.580 kilogramos con 41 centímetros y, 1.530 gramos de 43 centímetros.

“Me siento bien, todo salió perfecto, y más que nada estoy contenta porque dentro de todo las bebés salieron bien. Están en incubadora y no las ha podido, pero los médicos me dicen que la más pequeña es la más fuerte y las otras dos están bien dentro de lo que cabe en un bebé prematuro”, comentó la joven madre que dio a luz a 32 semanas de gestación.

Lucila Zavala expresó que “echándoles ganas en el trabajo y en la casa será posible que todo esté bien”. No piensa más allá de lo que sucederá con sus hijas, por el momento sólo sabe que necesita de muchos pañales y tal vez de leche.

Ana Laura Miranda Morales, neonatóloga del área de ginecoobstetricia del Hospital del IMSS La Margarita, precisó que las trillizas nacieron por la noche y están bien. Las tres permanecen en incubadora porque fueron productos prematuros, pero hasta el momento no hay necesidad de entubarlas.




Se estima que las trillizas permanecerán en dicha área de cuatro a seis semanas, en tanto que la mamá podría ser dada de alta después de 24 a 48 horas, una vez que camine e inicie su dieta, para regresar a su comunidad de origen, San Felipe Teotlaltzingo, a 20 minutos de San Martín Texmelucan.

Este año en el Hospital La Margarita del Instituto Mexicano del Seguro Social se han registrado dos partos múltiples, un embarazo fue asistido por inseminación in vitro, y éste último que fue espontáneo.