Sigue la investigación de maltrato y muerte a perros callejeros en Huejotzingo

Es el primer caso de maltrato animal que es llevado a los tribunales en Puebla

El Sol de Puebla

Por primera vez en Puebla, un caso de maltrato animal es llevado a los tribunales locales. Se trata de madre e hijo señalados de recoger, maltratar y llevar hasta la muerte a perros callejeros en el municipio de Huejotzingo. En caso de que se compruebe que los hechos se cometieron con intención, los acusados podrían alcanzar de dos a cuatro años de cárcel o bien, si se argumentara que no hubo dolo en tales actos, se harían acreedores a una sanción económica, según como lo marca el Código Penal del Estado.

Fue el año pasado cuando se dio inicio a la carpeta de investigación número 2370/2017/C5, en esta se asentaron diversos testimonios y acusaciones respecto a que María “N” y su hijo Leonardo “N”, con domicilio en el fraccionamiento Los Frutales de la colonia La Joya en el municipio de Huejotzingo, desde enero de 2016 se han dedicado a recoger perros de la calle para después tenerlos en deplorables condiciones. En el documento legal, varios vecinos dan cuenta de cómo los perros se encontraban flacos, desnutridos, sin comer, ni beber agua.

Se detalla que los canes que llegaron a morir, ni siquiera fueron sepultados incluso sus cuerpos permanecieron varios días en el patio de la vivienda de la acusada y su hijo. Por lo anterior, algunos condóminos optaron por tomar fotografías y videos de tales hechos, incluso en alguna ocasión decidieron llamar tanto a la policía como a elementos de rescate animal para sacar del inmueble a un perro que se encontraba moribundo.

El maltrato animal por parte de los señalados continuó hasta el 2017. Por tales circunstancias y la muerte de un perro más, el 13 de junio de 2017, los vecinos solicitaron la intervención del personal de la Dirección de Salud y Asistencia Pública de Huejotzingo, a quienes la mujer no les abrió la puerta y únicamente gritó para decir que retiraría el cuerpo del can y limpiaría el patio para evitar generar alguna infección.

Los residentes cansados de la situación acudieron a levantar una denuncia, pero no todo quedó ahí ya que el hecho se judicializó. En este sentido, el pasado jueves, se tenía prevista una audiencia en la que madre e hijo comparecerían ante una jueza de control en la Casa de Justicia de San Andrés Cholula, pero la mujer nunca llegó, además de que refutó que su hijo era menor de edad.

La jurista ordenó a la Fiscalía investigar la edad del hijo de la acusada y a esta, obligarla con la fuerza pública a presentarse a la próxima audiencia donde se le formulará imputación por delitos contra los animales cometidos en contra de la sociedad.

Al respecto, de acuerdo con una consulta hecha al abogado Francisco Tlahuicole y según lo marcado en el artículo 470 del Código Penal de Puebla, quien maltrate a un animal puede ser encarcelando de seis meses a dos años, o bien recibir una multa de 50 a 100 días de salario mínimo. Sin embargo, si el maltrato ocasionó la muerte del animal, la pena va de los dos a los cuatro años de prisión.

No obstante, la sanción o pena privativa puede aumentarse si existen agravantes como la tortura o la toma de fotografías y videos del hecho para luego exhibirlo por cualquier medio. Sin embargo, será en próximos días cuando se determine la situación legal de los acusados.

Informativo ProyectoCINCO
  • 8
    Shares

Autor: Administrador

Periodismo regional, el cual ha mantenido independencia por mas de 10 años en la región de San Martín Texmelucan

Deja un comentario