(Fotogaleria) Se inauguró exposición del artista oaxaqueño Francisco Toledo en Puebla

Francisco Toledo es un hombre generoso y un amigo entrañable que ha dedicado su vida al arte, a trabajar por la comunidad oaxaqueña a la que pertenece por origen y elección: María Cristina García Cepeda

 

Puebla, Pue.- Se inaguró exposición del artista oaxaqueño Francisco Toledo, en el Museo Taller Erasto Cortés (Mutec) de Puebla, la cual fue denominada “Gráfica”, y consiste en una “mini retrospectiva” de su obra como grabador.

Son 250 piezas que componen la muestra, corresponden al trabajo realizado por Toledo en los talleres de Mario Reyes –de 1968 a 1999, en la capital mexicana– y Fernando Sandoval, de 1999 a 2018 en Oaxaca.

“En la exposición podrán ver todas mis indecisiones, las búsquedas de color, la primera impresión del dibujo a pura línea, lo que se trabaja aparte para hacer las manchas a color, y así se darán cuenta que la edición definitiva muchas veces no tiene que ver con las pruebas que se presentan”, explicó en entrevista el fundador del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca.

De acuerdo con un relato divulgado por Toledo a partir de la exposición, Mario Reyes guardó en su archivo todas las pruebas de sus trabajos de esos años, que él consiguió gracias a Cándida Fernández y Ana Diego, de Fomento Cultural Banamex, quienes encontraron en Mérida a Teresa Vásquez, la viuda de Reyes.

Posteriormente el artista oaxaqueño llegó a un arreglo con ella para ceder las piezas a la “Colección Toledo/INBA”.

La otra parte de la exposición tiene que ver con las obras que el artista ha trabajado en el taller de Fernando Sandoval. Se trata de las series más recientes sobre los temblores que afectaron el Istmo de Tehuantepec, en septiembre pasado, pero también hay algunos autorretratos.

Al recordar la época en la que trabajó con Reyes, Toledo refirió que en esos años la gráfica no se difundía en galerías, ni tenía mucha venta. Los únicos artistas que en esos años vendían litografías eran Rufino Tamayo y José Luis Cuevas, dijo.

“Al Taller de la Gráfica Popular nunca le interesó comercializar lo que hacía, más bien era para regalar porque hacían volantes, sobre todo buscaban difundir un mensaje político, no buscaban vivir de eso”, rememoró el juchiteco.




Luego trajo a colación la anécdota de cuando trabajaba con Reyes en la serie “Indios remisos”, con placas en las que habían hecho grabados de imágenes religiosas.

“Cuando empezamos a trabajar esas placas, le pusimos el barniz y yo le ponía lo que se me iba ocurriendo; al entrar al ácido éste no hacía su efecto, Mario Reyes se asustó y dijo que teníamos que dejar de hacerlo, que nos estaban diciendo que no lo hiciéramos porque era un sacrilegio. Le contesté que no creía que fuera eso, le pedí que dejara la placa más tiempo en el ácido, pero seguía muy preocupado. Al final sí grabó y Mario se quedó tranquilo, se dio cuenta que no era castigo de Dios”.

Esas imágenes de las que habla el artista las realizó antes de que el escritor Carlos Monsiváis publicara el texto “Nuevo catecismo para indios remisos”, que escribió a partir de su obra.

De acuerdo con Toledo, hay pintores-pintores y hay pintores-dibujantes, y como ejemplo de pintor-pintor citó a Rufino Tamayo, y a José Clemente Orozco como pintor-dibujante.

Y luego de definirse él mismo como pintor-dibujante, señaló: “Creo que en mi caso mis mejores grabados son en blanco y negro, pero también me interesa el color”.

Sobre su formación gráfica, sostuvo que inició desde temprana edad, cuando en 1953 llegó a Oaxaca a estudiar en la Escuela de Bellas Artes, y luego en 1955, cuando a los 15 años de edad entró a trabajar en el taller de grabado de Arturo García Bustos.

Finalmente señaló que busca dar continuidad a un proyecto que tiene con Jaime Erasto Cortés, hijo de Erasto Cortés, para conformar un patronato.

Tras expresar que Erasto Cortés fue miembro del Taller de la Gráfica Popular, consideró que se trata de un “artista entrañable” de quien hace años buscó su obra para incorporarla a la “Colección Toledo/INBA”.

Respecto de la exposición que expondrá a partir de este viernes, el artista juchiteco manifestó que espera contribuya para hermanar a Puebla y Oaxaca.

Actualmente hay varios proyectos en común entre el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) y el gobierno del estado de Puebla, entre ellos los Premios CaSa en creación literaria en lengua mixteca –donde también participa el estado de Guerrero–y el Concurso de fotografía de la reserva de la biosfera Tehuacán–Cuicatlán.

Inauguran la exposición Gráfica
La exposición Gráfica de Francisco Toledo fue inaugurada por la secretaria de Cultura del Gobierno de la República, María Cristina García Cepeda, y el gobernador del estado de Puebla, José Antonio Gali Fayad, en la que tambien estuvo Sara López Ellitsgaard, hija de Francisco Toledo.

Cabe señalar que el recinto reabrió sus puertas luego de los trabajos de remodelación y reconstrucción posteriores al sismo del 19 de septiembre pasado, que incluyeron el reforzamiento de la estructura de la sala permanente y las bibliotecas.

La titular de Cultura aseguró que las obras artísticas de Francisco Toledo “nos invitan a adentrarnos en su universo íntimo que hace eco de la sabiduría ancestral, donde el trazo descubre lo salvaje de la creación artística, el arrojo para plasmar mundos provocadores, infiernos o paraísos, en una zoología erótica y una mitología popular. Francisco Toledo lleva en mente una naturaleza fantástica con la cual crea universos habitados por la locura y la paz, una dualidad total en su obra”.




Aunado a la exposición, celebró también que la biblioteca del Museo Taller Erasto Cortés lleve a partir de hoy el nombre de Francisco Toledo. “Es un reconocimiento que une a dos artistas, uno poblano y otro oaxaqueño, comprometidos con su tiempo, y que agradece las invaluables aportaciones de obra y acervo bibliográfico que Toledo ha hecho a esta institución cultural de los poblanos”.

Además de resaltar su extensa obra plástica, María Cristina García Cepeda dijo que Francisco Toledo es solidario y fiel a sus principios, “un hombre generoso y un amigo entrañable que ha dedicado su vida al arte, a dejar en claro sus convicciones, a trabajar por la comunidad oaxaqueña a la que pertenece por origen y elección”.

Destacó la generosidad y el amplio trabajo que Francisco Toledo ha logrado en los últimos 30 años, con proyectos como el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, la creación del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo y el Centro de las Artes San Agustín, CASA.

Comparte Nuestra Información
  • 4
    Shares

Acerca de Administrador

Periodismo regional, el cual ha mantenido independencia por mas de 10 años en la región de San Martín Texmelucan
Leer todas las publicaciones por Administrador

Deja un comentario