Policía Municipal implicado en accidente en Texmelucan consiguió su libertad

El Sol de Puebla
Marcelo N., el policía municipal de San Martín Texmelucan detenido por la muerte de un menor de edad ocurrida el pasado 1 de enero durante un choque, consiguió su libertad bajo las reservas de la ley.

Ante la posibilidad de llegar a un acuerdo reparatorio con los familiares del hoy occiso y de la quincuagenaria que resultó herida, ayer quedó suspendido por 30 días el proceso penal contra el uniformado. De tal manera que la carpeta de investigación integrada por el agente del Ministerio Público por los delitos de homicidio, lesiones y daño en propiedad ajena (todos a título de culpa) fue remitida al área de Medios Alternativos de Solución de la Fiscalía de Puebla.




Lo anterior con la finalidad de que la parte ofendida reciba una indemnización por el deceso del adolescente y las lesiones generadas a la abuela de este tras el accidente en el que se vio involucrada la patrulla con número económico 77 del municipio de Texmelucan. No obstante, si ambas partes no llegan a un acuerdo reparatorio, el procedimiento judicial deberá reanudarse para continuar con la siguiente etapa procesal.

Tal beneficio le fue otorgado al agente policíaco luego de que este viernes por la tarde fuera llevado ante un juez de control en la Casa de Justicia de San Andrés Cholula, donde se celebró la audiencia inicial en su contra.

Durante dicho acto jurídico se reveló que la abuela del hoy occiso alegó que su nieto, de 16 años de edad, mientras conducía la motocicleta en la que ambos iban a bordo contaba con la luz verde del semáforo, mientras que la oficial que iba de copiloto en la patrulla indicó que ella y su compañero también tenían el paso por parte del semáforo.

Luego de escuchar la exposición y los datos de prueba aportados por el agente del Ministerio Público, el juez de control consideró que la detención del acusado se realizó conforme a derecho. Una vez que la representación social pidió que Marcelo fuera vinculado a proceso, la defensa particular del uniformado solicitó la suspensión del proceso legal, fundamentando que se trató de un hecho de tránsito y, por tanto, los delitos que se investigan se cometieron sin intención, es decir, fueron de tipo culposo.




En atención a lo anterior y al deseo tanto de la lesionada como de los deudos del adolescente de llegar a un acuerdo reparatorio, el togado concedió la suspensión del procedimiento judicial y ordenó la liberación inmediata del detenido, quien, entre abrazos y lágrimas, fue recibido por sus familiares y dos amigos policías que acudieron a apoyarlo.

De esta forma, se espera que en el término de 30 días los dolientes y la agraviada sean indemnizados.

Comparte Nuestra Información
  • 492
    Shares

Podría también gustarte...

Deja un comentario