Norma Layón destinó 35 mil pesos en especie para cultura y turismo: Angélica Salazar






Braulio Paisano
Puebla, Pue. –En días recientes la regidora prisita, de Cultura y Turismo del municipio de San Martín Texmelucan, Angélica Salazar Martínez, fue señalada de haber votado en contra el proyecto presentado por los regidores, Martin Padilla Zurita, de Hacienda y Omar Martínez de Deportes, para la realización del Festival Cultural Calpulli Texmocalli.

Desde redes sociales, se compartió la nota relacionada a la determinación de la regidora, acusándola de estar en contra del fomento y el impulso a la Cultura y el Turismo del municipio, los señalamientos, algunos a favor otros en contra, van desde el cómo es posible que la regidora se opusiera a la realización de un evento que pretende impulsar la cultura local, hasta las vejaciones en contra de su persona.

No obstante, que la cartera de Cultura y Turismo, cuenta con el mísero presupuesto de 35 mil pesos anuales y en especie, es claro el berrinche que se trae Norma Layón Aruun, también es claro que “con 35 mil pesos al año únicamente en especie para este rubro, no hay nada que hacer, sin embargo, por mi cuenta, con mis propias relaciones con empresarios turísticos estamos trabajando, haciendo promoción turística y cultural, sin recursos municipales, pero con muchas ganas de sacar adelante a San Martín Texmelucan” así lo señaló Angélica Salazar Martínez, Regidora de Cultura y Turismo de Texmelucan.




Al respecto, en rueda de prensa, la regidora Angélica Salazar, respondió a las acusaciones, reconociendo que su voto en contra del proyecto presentado por su símiles cabildantes; “El pasado 3 de mayo, la presidente municipal Norma Layón, mediante la Secretaria General de Ayuntamiento, convocó a un cabildo extraordinario, donde se presentó el proyecto mencionado, considerando que para la realización del mismo, el Programa Federal de Apoyo a Festivales Culturales y Artísticos (PROFEST) aportaría 8 millones de pesos, mientras la administración municipal se comprometía a realizar una aportación de 4 millones de pesos” hasta aquí todo estaba correcto, empero, había que analizar un par de cosas antes de aprobar un gasto que se estaba comprometiendo de parte del ayuntamiento…

A la postura de la regidora Salazar Martínez se sumaron los votos en contra de la propuesta, de sus homólogos propietarios de las carteras de Protección Civil, Fomento Económico y Gobernación, quienes pidieron antes de aprobar la propuesta se debería revisar en primer lugar los resultados de la pasada Feria de la Amistad, que fue modificada y pospuesta del mes de Noviembre en la festividad de San Martín Obispo de Turs, para el mes de febrero, el 14, día de San Valentín, que a decir de la regidora costo al erario público más de 2 millones de pesos, recursos con los que se pudieron realizar un par de obras públicas, como pavimentaciones y alumbrados, o drenajes, a ampliaciones de red de agua potable, pero la edil Norma Layon ha preferido gastar el dinero en una fiesta más que en beneficios para los texmeluquenses, en la feria que culmino con el asesinato de un ciudadano a manos de crimen organizado.

Antes de aprobar la propuesta habría que preguntarse ¿Qué es lo que quiere la ciudadanía? Refuto la regidora “la ciudadanía quiere más seguridad, empleo, obras, tranquilidad, paz, un buen gobierno, un gobierno responsable, acciones de beneficio social, eso es lo que queremos los texmeluquenses, no festivales, que solo disfrazan la verdad de la inseguridad” –espetó.

Casi para terminar, la representante social, aseguró que algo que no se dijo en el cabildo, o por lo menos no se dejó en claro, según lo informó el Secretario de Finanzas del Gobierno del Estado, Jorge Estefan Chidiac, que la administración estatal aportaría 2 millones de pesos para el Festival Calpulli Texmocalli, y el gobierno municipal únicamente aportaría 2 millones de pesos en especie, que seguramente intentarían maquillar para justificar el gasto.




Por último, Angélica Salazar, recalcó, es más importante invertir en seguridad, sobre todo si tenemos en cuenta que, en el municipio, el estado de fuerza de Seguridad Pública, apenas alcanza los 200 efectivos, entre agentes y personal administrativo y policías municipales, que divididos en tres turnos apenas si opera con 45 elementos, para el cuidado de los poco más de 173 mil habitantes del municipio, que no cubren ni lo mínimo que marca la ley, de elementos policiacos por cada mil habitantes, y por si fuera poco, con los salarios de hambre de apenas 4 mil pesos a la quincena, que perciben los policías, menos está garantizada la seguridad publica en este municipio que es azotado por la violencia y el crimen, asegurando que por eso nadie quiere ser policía en Texmelucan, porque en 8 mil mensuales es lo que vale la vida de un agente de seguridad.

Comparte Nuestra Información

Deja un comentario