Fracasó EPN, más de 16 MMDP en 8 años en “prevención social del delito”






http://seguridadjusticiaypaz.org.mx

Hace seis años iniciamos el estudio periódico de violencia en los municipios (de más de 100 mil habitantes). El propósito era evaluar el impacto del programa de “prevención social del delito” del entonces presidente de la república, Enrique Peña, que se focalizaba, precisamente, en poco más de un centenar de municipios.

Predijimos que ese programa, basado en subsidios y otras intervenciones no coercitivas, estaba condenado al fracaso porque no actuaba ni contra la impunidad ni para desmantelar a los grupos criminales y partía de la suposición de que los delincuentes delinquen “por necesidad”. El tiempo nos dio la razón. Después de haberse gastado más de 16 mil millones de pesos en los últimos 8 años en “prevención social del delito”, el país es más violento.

Por tanto podemos pronosticar que la orientación que en el mismo sentido y de manera más radical lleva a cabo el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, está condenada al fracaso. Pero si a eso se le añaden las negativas a actuar contra los delincuentes en general porque tienen “necesidad” o contra los jefes de los grupos criminales, el resultado será desastroso para el país.

Para ilustrar esto quepa indicar que en la edición 2018 del ranking de violencia en los municipios, que hoy presentamos, por segundo año consecutivo el municipio de Tecomán, Colima, fue el que presentó el Índice de Violencia Municipal más elevado, de 89.45 puntos. En la segunda posición está Tijuana con 88.66 puntos y
Salamanca en la tercera con 79.21.




De las 20 demarcaciones con el Índice de Violencia Municipal más elevado, 10 presentan un nivel de marginación muy bajo, 9 bajo y solo uno presenta nivel medio, esto según el Índice de Marginación del Consejo Nacional de Población, correspondiente a 2015 (ese estudio se realiza cada 5 años).

Cabe destacar el caso de los municipios de Guanajuato. Hasta antes de 2018 ningún municipio de ese estado había figurado entre los 20 más violentos, pero el año pasado ingresaron 6 municipios. Este es el resultado de las pugnas entre grupos criminales, que se disputan el control del robo de combustible de PEMEX,
de carga en ferrocarriles y de carga en carreteras y ciudades.

Esto confirma que no son las condiciones socioeconómicas las que determinan la incidencia criminal. En los últimos 10 años Guanajuato ha sido de los estados con mayor crecimiento económico y reducción tanto de la pobreza como del rezago educativo. Para 2020 Guanajuato podría reducir a cero el porcentaje de personas
en pobreza extrema (a la fecha es de 4.2%).

En la edición 2018 de nuestro estudio se incluyeron 234 municipios, de un total de 2458 de los cuales 104 presentaron un nivel de violencia por encima del promedio nacional. Pero estos municipios en su gran mayoría ni son pobres, ni han visto empeorar los niveles de bienestar, sino exactamente lo contario.

De esos 104 municipios en 69 de ellos el nivel de marginación social es “muy bajo” (o sea el nivel de bienestar es muy alto); en 28 el nivel de marginación es “bajo”, en 6 es “medio”, en ninguno es “alto” y sólo en uno, Chilapa de Álvarez, Guerrero el nivel es “muy alto”, según cifras del CONAPO.




En los 234 municipios de nuestro estudio viven 82,350,829 habitantes, quienes constituyeron el 66.02% de la población del país y en donde tiene lugar también el 82.38% de los seis delitos considerados en el ranking: homicidio doloso, secuestro, violación, lesiones dolosas, robo con violencia y extorsión.

Específicamente en estos municipios ocurrieron el 71.72% de los homicidios dolosos en el país; el 66.67% de los secuestros; el 74.87% de las violaciones; el 78.04% de las lesiones dolosas; el 86.59 de los robos con violencia y el 77.66% de las extorsiones.


Otros hallazgos destacados del estudio son:




 En Baja California, Guerrero, Oaxaca y Zacatecas, todos los municipios que se incluyen en el estudio a su vez forman parte de los 104 con un índice de violencia superior al nacional. En Guanajuato y Morelos 4 de cada 5 de los municipios que se incluyen en el estudio a su vez forman parte de los 104 con un índice de violencia superior al nacional.

 HOMICIDIOS DOLOSOS: En 2018 el municipio con la más elevada tasa de homicidios fue Tecomán con 145.39 por cada 100 mil habitantes. En segundo lugar figuró Tijuana, Baja California con una tasa de 125.14 homicidios por cada 100 mil habitantes y en tercer lugar Salvatierra, Guanajuato con una tasa de 112.53.

Setenta de los 234 municipios presentan tasas de homicidio superiores a la nacional que en 2017 fue de 23.77, según los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

 SECUESTROS: En 2018 fue Martínez de la Torre, Veracruz el municipio con la más elevada tasa de secuestros: 7.46 por cada 100 mil habitantes, que es 9 veces más elevada que la tasa promedio para el país: 0.79. En la segunda posición se colocó Reynosa, Tamaulipas con una tasa de 6.61 y en la tercera Zacatecas, Zacatecas con una tasa de 6.08.




Noventa y tres de los 234 municipios tuvieron tasas de secuestro superiores a la del promedio nacional (0.79). Pero la buena noticia es que en 80 municipios no se registraron secuestros.

 VIOLACIONES: Cuautla, Morelos presentó la tasa más alta de violaciones con 43.04 por cada 100 mil habitantes, la cual es casi cuatro veces la tasa nacional de 11.67. En segundo lugar figuró Campeche, Campeche con una tasa de 36.49 violaciones por cada 100 mil habitantes y en tercero García, Nuevo León, con una tasa de 35.66.

Asimismo de los 234 municipios en 106 las tasas de violación fueron superiores a la nacional (11.67).

 LESIONES DOLOSAS: Pachuca, Hidalgo, por segundo año consecutivo, presentó la tasa más alta de lesiones dolosas con 486.37 por cada 100 mil habitantes, la cual es cuatro veces la tasa nacional de 115.33. En segundo lugar figuró Guanajuato, Guanajuato con una tasa de 418.69 lesiones dolosas por cada 100 mil habitantes y en tercero San Miguel de Allende, Guanajuato, con una tasa de 396.80.

Asimismo de los 234 municipios en 115 las tasas de lesiones dolosas fueron superiores a la nacional (115.33).

 ROBO CON VIOLENCIA: En 2018 -por segundo año consecutivo- fue Tlalnepantla, México el municipio con la más elevada tasa de robos con violencia: 993.18 por cada 100 mil habitantes, que casi quintuplica la tasa promedio para el país: 208.02. En la segunda posición se colocó Cuauhtémoc, Ciudad de México con una tasa de 953.94 y la tercera, Centro, Tabasco con una tasa de 902.39 Noventa y seis de los 234 municipios tuvieron tasas de robo con violencia superiores a la del promedio nacional (208.02).

 EXTORSIONES: Zacatecas, Zacatecas presentó la tasa más alta de extorsiones con 34.47 por cada 100 mil habitantes, la cual es casi siete veces la tasa nacional de 4.94.




En segundo lugar figuró La Paz, de Baja California Sur con una tasa de 33.84 extorsiones por cada 100 mil habitantes y en tercero Fresnillo, Zacatecas, con una tasa de 26.04.

Asimismo de los 234 municipios en 102 las tasas de extorsiones fueron superiores a la nacional (4.94).

Comparte Nuestra Información
  • 63
    Shares

About Administrador

Hacemos Periodismo Móvil (Mojo) Regional, con independencia por más de 15 años en la región de Texmelucan-Huejotzingo.

Deja un comentario