El feminismo cuestiona y deconstruye: Cartas a una joven feminista

  • El feminismo tiene poco más de un siglo y se ha convertido en un movimiento social que se ha expandido en las artes, la ciencia y otras áreas: Claudia Alonso.
  • Es una obra sacudidora que siembra esperanza de contagiar a todas aquellas que buscamos un cambio: Lourdes Pérez.




La Universidad Iberoamericana Puebla a través de su Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, SJ, (IDHIE), llevó a cabo la presentación del libro Cartas a una joven feminista de la Mtra. Alma Karla Sandoval y que fue comentado por la Mtra. Lourdes Pérez Oseguera y moderado por la Dra. Claudia Alonso González.

Bajo esta óptica, la responsable del Programa de Género de la IBERO Puebla. La Dra. Claudia Alonso indicó que la mirada del feminismo ha visibilizado la condición patriarcal y éste ha limitado las aspiraciones de las mujeres, ha sido un bálsamo para construir un mundo con alternativas posibles con las que se han creado libros e instituciones para hablar de derechos humanos. De ahí que muchas mujeres ven en el feminismo un camino para encontrarse a sí mismas.




En su intervención, la activista y experta en temas de género, Mtra. Lourdes Pérez, agradeció la nutrida asistencia y aprovechó el quórum para mencionar queeste libro muestra una gran creatividad para abordar el tema feminista y la manera es que se ha convertido en un rubro importante dentro de la sociedad. “Ha sido también un estigma que nos tacha de locas y neuróticas, cuando sólo buscamos defender nuestros derechos”.

Asimismo, señaló que es un texto imprescindible para las jóvenes que viven en una época de violencia y de una crisis civilizatoria y humana muy profunda. Y recalcó que si bien no es igual a la de hace varios siglos, sí hay cuestiones que siguen estancadas y violentando a las mujeres.

La especialista es género comentó que estas páginas dicen mucho y por ello contribuyen a aclarar la idea del concepto feminismo que tan vapuleado ha sido. Y aseguró que la apuesta del feminismo es sobre la disputa por la libertad y el reconocimiento de las mujeres como seres humanos. “En esta obra Alma Karla devela muchas verdades y sin piedad desenmascara a los verdugos”.




Antes de cerrar su participación, la Mtra. Pérez Oseguera apuntó que las mujeres han vivido bajo el poder y control masculino, de tal suerte que la autora nos lleva de forma sutil por este camino de sumisión y nos muestra que, a pesar de los avances en diversas áreas, el maltrato permanece y esa violencia revictimiza a las mujeres.

En su participación, la escritora Karla Sandoval, invitó a los jóvenes a dialogar y reflexionar sobre el feminismo. “Hace un año, cuando empecé a escribir este libro, en medio de una crisis existencial a la que se sumó la muerte violenta de mujeres, siete al día, y que para el 2018 se multiplica y revela la violencia contra las mujeres, es que planteo desarrollar un texto para jóvenes”.

Así, la Mtra. Karla Sandoval señaló que el feminismo es una lámpara, un mapa, un referente que nos indica que las mujeres dejen de ser para los demás y convertirse en un ser para sí. Pero además, subrayó que es un proceso que invita a los jóvenes a sumarse a las nuevas masculinidades.

La autora enfatizó que la gente que ha marcado un pensamiento libre y diferente, molesta. “Lo que buscamos es que nos reconozcan ciertas luchas y no nos maten por defender nuestras ideas”. En un breve recorrido por la mitología greco-romana demostró está reducción de la mujer ante el temor que genera su presencia.

La especialista en temas de género, afirmó que el papel del hombre como dominador se ve amenazado ante la posibilidad de perder su estatus para ser atendido, “lo vemos en los hogares en donde las hermanas han acostumbrado al varón que ellas son las que levantan la mesa, las que limpian, pequeñas cosas que parecen insignificantes, pero que no lo son”.




Finalmente, la autora de Cartas a una joven feminista aseguró que dignificar el rol de las mujeres no se trata de señalar a través de las mujeres sino de demostrar que también tienen derecho a ser escuchadas. “entendamos que una voz de misoginia ahoga el grito de las mujeres en los espacios públicos”, sentenció.

“El feminismo provoca escozor, genera una revolución por exigir, tiene un afán de ser política en espacios en donde no los hay. Es política, porque busca administrar, es distribuir los roles y eso molesta porque nos obliga a mirar donde no queremos”. Lo que muestra que “la introducción que hace el patriarcado en cada generación es brutal; nos reduce a chichis, nalgas y berrinches”, concluyó la Mtra. Karla Sandoval.




Comparte Nuestra Información
  • 8
    Shares

Deja un comentario