#DelReporteroSinNombre Perfil del cacicazgo morenovallista y su posible prolongación en Puebla

Por Pedro Alonso

 

El pasado jueves 21 de junio se realizó la presentación en Puebla del libro Los Gobernadores. Caciques del pasado y del presente. Bajo el sello de la editorial Grijalbo. Cuyo coordinador fue Andrew Paxman académico del CIDE. Y en el que encontramos, la biografía de Rafael Moreno Valle Rosas, trabajo realizado por el periodista y fundador de LadoB, Ernesto Aroche.

Aunque desafortunadamente, no estuve presente en el evento, por estar en ese mismo espacio en un taller de Periodismo Cultural, coordinado por LadoB, me obligó a leer tres partes del libro, la introducción que hace Andrew Paxman, bajo el título: Los caciques del pasado y del presente; La Biografía que hizo Ernesto Aroche sobre el nieto del general, y finalmente, el Epilogo de Jorge Javier Romero intitulado: En el país de los cacicazgos institucionales.

Por lo cual, el cacicazgo no ha muerto a pesar de estar en pleno siglo XXI y en la que en México se presume de una “democratización” sin embargo, en lo único que se ha caracterizado, es que un gobernador tiene mayor corrupción y enriquecimiento ilícito.




En este sentido, explica Andrew Paxman que durante la época dorada del PRI, en la cual no había alternancia era el presidente de la república quien bajo un arreglo informal, negociaba con los gobernadores quienes eran solapados mientras mantuvieran su fidelidad al régimen.

Fue con el presidente Ernesto Zedillo, con la pérdida relativa de poder presidencial, lo que implicó, de acuerdo a Jorge Javier Romero, “un aumento en la autonomía de los gobernadores y de su capacidad depredadora”.

De ahí que el análisis de las biografías de los doce gobernadores que están dentro del libro, Andrew Paxman identifica “dos facetas del caciquismo de hoy: la poca preocupación por la justicia social y el cultivo de la impunidad”.

De ahí que a partir del perfil que elaboró Ernesto Aroche, define a Rafael Moreno Valle, como “desde el uso selectivo de violencia hasta el control tras bambalinas del congreso local, hay mucha evidencia del autoritarismo de este lobo priista con piel de oveja del PAN”.

Pero destaca el académico del CIDE, “pero ha aportado sus propios toques caciquiles también –o quizá son llevados del manual de Musulini-, como son su afán por el monumentalismo, visto en el enorme Museo Internacional del Barroco,…” y otras mega obras de su sexenio.

Por su parte, al definir el cacicazgo institucional, Jorge Javier Romero, prácticamente, define a Rafael Moreno Valle y la de muchos gobernadores: “Todo el empleo público está a su disposición, para ser repartido entre sus sequitos de clientelas, la procuración de justicia está absolutamente en sus manos, las condiciones de contratación de obra pública, siguen siendo esencialmente arbitrarias y los órganos locales que supuestamente deben de tener autonomía para limitar el poder del gobierno son mucho más proclives a ser capturados políticamente…”




Finalmente, destaco el último párrafo del perfil del Nieto del General, realizado por Ernesto Aroche:

Ahora la extensión de su cacicazgo parece afianzarse en el estado con la candidatura de su esposa, Martha Erika Alonso Hidalgo… De concretarse su victoria –frente al ex perredista Miguel Barbosa, candidato de Morena-, Martha Erika prolongaría el cacicazgo morenovallista hasta finales del 2024 y mantendría a Puebla como el bastión político y económico de una posible candidatura presidencial de su esposo.

Comparte Nuestra Información
  • 10
    Shares

About Administrador

Periodismo regional, el cual ha mantenido independencia por mas de 10 años en la región de San Martín Texmelucan
Read All Posts By Administrador

Deja un comentario