2018 fue el año con más políticos asesinados, Puebla en primer lugar en amenazas y lesiones

PUBLICIDAD

El proceso electoral fue el contexto en el que se dieron más crímenes en contra de políticos, donde los alcaldes, regidores y síndicos fueron las principales víctimas.


REDACCIÓN/México.com
El 2018 ha sido el año con mayor número de homicidios en contra de políticos desde 2010 —durante el gobierno del panista Felipe Calderón— con 159 homicidios dolosos en contra de políticos, de los cuales 136 eran hombres y 23 mujeres, según el informe Violencia Política de la firma Etellekt.




El año que concluyó tuvo 55% más homicidios de políticos con respecto a 2017, cuando se registraron 102 víctimas. En 18 casos hubo signos de tortura y 141 de ellos murieron por disparo de arma de fuego.

Los cargos públicos locales fueron las principales víctimas, pues los síndicos, regidores, alcaldes, candidatos locales, exalcaldes, dirigentes y militantes de partidos locales representan el 82% de los casos de homicidios dolosos contra políticos.

Los homicidios dolosos no han son el único indicador de violencia, la cual tuvo un radio de impacto hacia familiares de políticos. La firma Etellekt registró 67 familiares de políticos asesinados, 345 amenazas e intimidaciones, 144 lesiones sin arma de fuego, 74 atentados contra familiares.

También registró 70 tentativas de homicidio con arma de fuego, 46 secuestros y privaciones ilegales de la libertad, 45 robos con y sin violencia y 31 lesiones dolosas con arma de fuego.

En el 70% de los casos de homicidios, se trataba de políticos opositores al partido oficialista en turno.




En total, en 2018 fueron asesinados 11 ediles, de los cuales, 6 eran alcaldes en funciones, 3 habían solicitado licencia para ser candidatos y 2 más eran alcaldes electos.






Por regiones, el mayor número de crímenes se registró en municipios del centro y el sur del país, donde se concentró el 83% de los casos. El estado con mayor número de crímenes fue Guerrero con 26 homicidios dolosos, seguido de Oaxaca con 24, Puebla y Michoacán, con 15 cada uno, el Estado de México con 12 y Veracruz con 10.

Chihuahua fue el estado en la región norte con una cifra por arriba de la media con un total de 8 asesinatos.

Puebla, donde se dio una cerrada elección de gobernador, fue el estado con mayor número total de amenazas e intimidaciones contra políticos, con un total de 67 casos y el primer lugar nacional en lesiones dolosas, con 21 casos.

La gobernadora que resultó electa, Martha Érika Alonso, murió en un accidente aéreo, junto con su esposo, Rafael Moreno Valle el 24 de diciembre pasado, por lo que se deberán llevar a cabo elecciones nuevamente en medio de un ambiente político polarizado.

Comparte Nuestra Información
  • 48
    Shares

Podría también gustarte...

Deja un comentario